«El extraño orden de las cosas» (La vida, los sentimientos y la creación de las culturas) de Antonio Damasio

Si hoy es miércoles, Dolores Álvarez nos invita a leer

Tenía muchas ganas de leer algo de Antonio Damasio porque sus pensamientos son citados frecuentemente en parte de los libros que leo pero tengo que reconocer en primer lugar que su lectura no me ha resultado fácil, demasiado específico y científico hablando del cerebro y de los sentimientos, aún así lo he terminado y paso a reseñarlo, aunque con más dificultad que otros por sus contenidos científicos, como ya he dicho. Quizás la traducción haya ayudado a la difícil comprensión.

Sinopsis

««Este libro trata de un interés y de una idea. Hace mucho tiempo que me intriga el afecto humano (el mundo de las emociones y de los sentimientos) y he pasado muchos años investigándolo: por qué y cómo nos emocionamos, sentimos, usamos los sentimientos para construir nuestro yo; cómo los sentimientos ayudan a nuestras mejores intenciones o las socavan; por qué y cómo el cerebro interactúa con el cuerpo para sostener dichas funciones. Tengo nuevos hechos e interpretaciones para compartir acerca de todas estas cuestiones.»
De uno de los neurocientíficos más importantes del mundo nos llega el que sin duda será uno de los libros de referencia sobre el origen de la vida, la mente y la cultura, ofreciendo una nueva forma de entender la vida, la cultura y los sentimientos.
En este libro el autor nos aporta las claves para comprender qué son los sentimientos y qué relación tienen con nuestro cuerpo. Una vez más, nos demuestra que cuerpo y mente están íntimamente relacionados y que los sentimientos son los cimientos de nuestra mente, revelaciones del estado de la vida en el seno del organismo entero.
Damasio nos presenta una investigación única y pionera en la relación que se establece entre el hecho de sentir y su condición de regular la vida, conocida con el nombre científico de homeostasis. Deja claro que descendemos tanto a nivel biológico, como psicológico e incluso social de un largo linaje que comienza con tan solo unas pocas células vivas; que nuestras mentes y culturas están ligadas por un hilo invisible a la antigua vida unicelular; que hay una poderosísima fuerza de autoconservación que lo gobierna todo, inherente a la propia química de la vida.
La misteriosa naturaleza de las cosas nos ofrece una nueva forma de entender el mundo y también del lugar que nosotros ocupamos en él» (Planeta de libros)

«La obra tiene como eje vertebrador una idea tan original como provocadora. Se supone que el origen de la cultura es el lenguaje. No en vano lo que marca el inicio de la historia es la expresión escrita del lenguaje, es decir, la escritura. Antonio Damasio trata de desmentir esta idea y demostrar que la cultura es una expresión más de nuestras emociones y sentimientos y que todo el proceso cultural se basa en los sentimientos. Sin embargo, para el autor los sentimientos no son algo que simplemente surge, o que por algún motivo está ahí. Al contrario los sentimientos son las manifestaciones biológicas encaminadas a mantener la vida y la especie, es decir son el resultado de la evolución Darwiniana y lo que nos sirve para desarrollarnos como individuos y como sociedad. El autor utiliza el término homeostasis como expresión de este equilibrio que se consigue gracias a los sentimientos. El término puede parecer innovador, pero no es ajeno a los que hemos estudiado fisiología, de hecho, no pude evitar una sonrisa cuando el autor dedica el primer capítulo a explicar el término homeostasis» J.M. Mulet (Profesor de Biotecnología en Valencia)

En marzo de 2018, presentó su libro en Barcelona. La agencia Efe lo resumía así:

«Damasio, que es director del Instituto del Cerebro y la Creatividad de la Universidad del Sur de California y autor de conocidos libros en su campo como «El error de Descartes» y «En busca de Spinoza», ha presentado hoy en Barcelona su nueva obra, «El extraño orden de las cosas», en el que defiende que los sentimientos son la base de la cultura humana.

El libro revoluciona el paradigma sobre el origen de las emociones y las culturas, aportando una nueva visión sobre cómo cuerpo y mente están relacionados y cómo nuestras formas de organización social descienden de las formas de vida unicelulares a lo largo de millones de años.

«La novedad del libro radica en que actualmente la gente tiende a despreciar los sentimientos. Nos hemos centrado en la ciencia y la tecnología, pero en realidad la clave de todo está en los sentimientos, porque somos seres que sentimos: ésta es la clave. El resto de cosas, como el intelecto o la visión del mundo, vienen después del ser», ha subrayado Damasio.

El autor también ha aclarado el significado del título: «‘Extraño orden de las cosas’ viene porque en la evolución hay cierto orden: empezamos con la regulación de la vida, después con los sentimientos y, por último, con la creación de productos culturales».

Damasio ha reivindicado que «muchos de estos problemas no los podemos solucionar solo usando la razón o el conocimiento, sino que debemos aplicar también los sentimientos»…

Según el neurocientífico, la clave está en entender los sentimientos y «entender también que tienen mucha variedad. Hay emociones positivas, como la compasión, la comprensión o el amor, y también negativas, como la ira, el desprecio o el orgullo, por lo que, si queremos progresar, debemos promover las buenas emociones».

Damasio ha expuesto que, «si alguien te grita que hagas algo, pese a que sea completamente racional, tu primera reacción será de no querer hacerlo. Sin embargo, si intentas persuadir y negociar, con el afecto por delante, muy probablemente esa persona sí te escuche.»…

Para recalcar el papel fundamental que han ejercido los sentimientos en el desarrollo del mundo actual, Damasio ha apuntado que «la cultura y el intelecto nacen esencialmente del lenguaje, pero el lenguaje no habría existido nunca si apartamos los sentimientos».

La homeostasis se define psicológicamente como la búsqueda constante de equilibrio entre las necesidades y su satisfacción.

Enfocado al terreno educativo podemos decir que sus mensajes son totalmente positivos para que nos ocupemos en primer lugar de las personas, que llegando a ellas, a través de los sentimientos, podremos alcanzar un aprendizaje más significativo, que perdure en el tiempo y que sea capaz de enlazar con aprendizajes anteriores y posteriores y de esta forma el intelecto de nuestros alumnos y de nuestras alumnas se vea engrandecido por el saber porque está comprobado que cuerpo y mente están íntimamente relacionados.

«Este libro se propone presentar algunos de los hechos que hay detrás de la construcción de esas mentes que piensan, crean narraciones y significado, recuerdan el pasado e imaginan el futuro; también describe algunos hechos que hay detrás de la maquinaria de los sentimientos y la consciencia, responsables de las conexiones recíprocas entre la mente, la propia vida del ser humano y el mundo exterior».

Esta reseña se publicó originariamente en el blog de la autora, La Colina de Peralías, el día 21 de diciembre de 2019. Puedes verla aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Asociación REDES.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Hostinet.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.